Make your own free website on Tripod.com
¿Quiénes somos? | Animales | Buenísimo (a) | Chocolate | Dinosaurios | España | Fantasmas Famosos | Guisados | Huesos | Semana de... | Favoritos | Contáctenos | Para usted...

Home

S E Y I N G
Chocolate

Llamamos chocolate a aquel producto alimenticio compuesto de cacao y azúcar al que se le puede añadir miel, leche, frutos secos ( almendras, avellanas, nueces ) cereales, vainilla.

Lo podemos encontrar en polvo en estado sólido ( tabletas ) o en estado líquido ( bebida fría o caliente ) con sus diferentes preparaciones.

Antes de su presentación en el mercado la semilla de cacao ha sufrido una serie de transformaciones en la fabrica para destinar cada elemento a su uso particular.

brad.jpg

La palabra chocolate se pierde en las acepciones orales de las etnias maya, azteca y tolteca, sin embargo, se ha propuesto que proviene del náhuatl xocoatl

Los mayas fueron los verdaderos artífices del chocolate, quienes a partir de una fermentación de 9 días del fruto del cacao, obtenían las semillas que eran secadas al sol; después éstas se ponían a fermentar 5 días a la luz de la luna, se tostaban en comal y se molían cinco veces en metate, únicamente por mujeres, obteniéndose una pasta que se dejaba descansar un día en la oscuridad y con ella preparaban una bebida que se bebía en jícara en la gran fiesta del cacao dedicada a Chac, dios de la lluvia, celebrada en los cacaoteros, otro uso era curar la evacuación de sangre.

En la gran Tenochtitlan, los aztecas lo ofrecían como ofrenda a los volcanes Popocatepetl e Iztaccíhuatl durante los deshielos, era la bebida de la corte y también le dieron un uso medicinal para curar los callos de la lengua, dar vigor al corazón, para curar la enfermedad de orina y para la gente que ya no podía comer. Según Francisco Hernández, en el siglo XVI se conocían cuatro clases de cacao, todas se utilizaban para preparar bebidas, tres clases eran usadas esencialmente como moneda en todo Mesoamérica, lo que constituyó la primera divisa de América y una cuarta era un cacao humilde que consumía el pueblo. Durante la colonia se decía que el chocolate reconfortaba el estómago y el pecho, mantenía y restablecía el calor natural, destruía los humores malignos y fortificaba la voz. En el periodo Virreinal el consumo de chocolate fue tan alto que constituía una adicción y motivo de muchos conflictos, alborotos e incluso hasta muertes. Ante tanto abuso la iglesia determinó tomar cartas en el asunto y se establecieron reglas precisas para su consumo. Entre éstas se decía que quebrantaba el ayuno y por tanto se prohibió en los conventos. En Chiapas se amenazó con la excomunión a quien lo tomara en la iglesia, puesto que era costumbre tomarlo en misa. Sin embargo, la afición al chocolate continuó y en 1673 el marqués de Mancera, virrey de la Nueva España, diseñó una taza y un plato (mancerinas) fabricados con diferentes materiales de acuerdo con el acontecimiento social en que se usara: talavera, porcelana, mayólica o plata, y se aprobó la etiqueta del sopeo del pan en el espumante chocolate. A pesar de todo, en el mundo se extendió la costumbre del chocolate y se variaron las formas de tomarlo, la que más se extendió fue la forma de la tablilla generada en Alemania.

En Europa el consumo del chocolate se extendió rápidamente y era utilizado por los artistas como bebida inspiradora, generando también una adicción. Entre los adictos al chocolate se puede mencionar a Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Carlos Linneo, Napoleón Bonaparte, Rubén Darío, el Papa Paulo VI, Agatha Christie, Neil Armstrong, entre muchos otros.

El café, y en especial el café con leche, desplazaron al chocolate como una bebida cotidiana en la mesa mexicana y ha pasado a ser consumido básicamente como postre o golosina. Han circulado tantos mitos alrededor del chocolate que desde 1950 se han analizado sus propiedades y características químicas, se ha visto que algunos de sus componentes químicos ayudan en el tratamiento de anemias, de ciertos trastornos del ritmo cardiaco, de calambres musculares y de fragilidad capilar. Otros ejercen además, un papel estimulante en la producción de algunos neurotransmisores que regulan la respuesta del placer, del estado de ánimo y de ciertos procesos de la actividad mental. El chocolate, considerado tan valioso como alimento, fascinó desde un principio a quienes lo conocieron, conquistó con facilidad primero a Europa y después al mundo, suscitó disputas, iluminó a pintores, inspiró escritores, regalado por enamorados, sustituto del amor, es además medicamento.

...

Quien lo probó lo sabe: el sabor del chocolate ha inspirado muchos estudios, lo mismo golosos, gourmets y hasta psicólogos han hablado sobre esta morena adicción que se contrae cuando metemos la mano en una caja de dulces bombones o hundimos nuestros dientes en una barra oscura.

En los países nórdicos las tabletas de chocolate son parte indispensable de la alimentación, ya que forma parte de una dieta cotidiana mucho más rica en grasas y azúcares (basta recordar el frío de aquellas tierras) y no se reserva para ocasiones especiales.

Aunque seguramente somos muchos los mexicanos que disfrutamos del placer del chocolate cada vez que podemos. Sin embargo, esta golosina generalmente es también un regalo o un premio.

Chocolatómanos, chocolatodependientes y hasta chocolatopoetas han expresado su amor por este fragante moreno, he aquí un fragmento de Ruggero De Daninos, apasionado poeta italiano:

"Una vez retirada la resplandeciente envoltura, aparece la piel lisa, suave, bronceada, digna de ser acariciada en su totalidad. Finalmente, su cuerpo dulce, amoldable, dúctil, cálido, blando, flexible, dócil, frente al que ningún voto de castidad ni siquiera sería imaginable"

El chocolate es una tentación. Personajes como Goethe, Hitler y Napoleón sintieron atracción hacia el chocolate. Pero no es necesario recurrir a personajes famosos: seguramente tú conoces a más de un chocolatodependiente, si no es que tú mismo padeces esta contagiosa adicción.

Esto se debe a que el chocolate es un estimulante natural y puede resultar altamente adictivo debido a la feniletilamina, una sustancia química del grupo de las endorfinas. Los efectos ya los conoces: cuando esta sustancia se introduce en nuestra sangre eleva nuestro estado de ánimo, creando energía y una sensación de euforia.

Cuando nos enamoramos aumenta el nivel de feniletilamina de nuestro cerebro; por eso es que muchas personas a falta de amor o para animarse recurren al chocolate. Si no fuera por el chocolate, seguramente nunca habrías podido comer con gusto unas " lenguas de gato"; o te causaría mucha repulsión comerte un conejito. Ni hablar de los balones de futbol y de los únicos cigarros que tus papás te darían como regalo. Incluso hay personas tan apasionadas que compran recortes de chocolate de grandes fábricas que llegan a pesar varios kilos.

brad.jpg

CHOCOLATE MEXICANO

Ingredientes:
4 tabletas de chocolate con azúcar
6 tazas de agua o leche.

Procedimiento:
Hierva el chocolate en 6 tazas de agua o leche; mueva constantemente para que no se pegue.

Si se hace con leche, retírelo del fuego cuando suba y sírvalo. Puede espumarlo con molinillo.


CHOCOLATE VIENES

Añada, al servir, una cucharada de crema dulce batida.


CHOCOLATE A LA ESPAÑOLA

Se espesa con una cucharada de maicena.


CHOCOLATE CON NIEVE

En un vaso alto ponga dos bolas de helado de vainilla y añada chocolate hirviendo hasta llenar.

¿DE DONDE PROVIENE EL CHOCOLATE?

Proviene del Cacao: Árbol tropical originario de México cuyos frutos llevados por primera vez a España por Hernán Cortes en 1524; son vainas abombadas que contienen de 20 a 40 semillas llamadas habas de cacao. Se emplean como principal ingrediente del chocolate.

Para la elaboración del chocolate, el cacao debe pasar por un proceso de maduración, fermentación, lavado, secado y torrefactado, hasta que se convierte en pasta.

Esta pasta cremosa y amarga se denomina pasta de cacao y con ella se fabrica el chocolate.

La denominada manteca de cacao es la materia grasa natural del caco, de color ligeramente amarillento y se suele utilizar para enriquecer o modificar la consistencia del chocolate.

brad.jpg

COMO AGUA PARA CHOCOLATE

México Color (Eastmancolor)
Lugar dentro de las 100 mejores películas del cine mexicano: 56

Una producción de:
Arau Films Internacional, Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Fondo de Fomento a la Calidad Cinematográfica, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), Gobierno del Estado de Coahuila, Aviacsa, Fonatur y Secretaría de Turismo (SECTUR)

Género: Melodrama romántico

Año: 1992

Duración: 143 min.

Sonido: Dolby estéreo

Dirección: Alfonso Arau

Asistentes de Dirección: Manuel Hinojosa y Óscar Guarín

Producción: Alfonso Arau

Productores ejecutivos: Emilia Arau y Óscar Castillo

Gerentes de producción: Óscar Castillo, familia Arau y Belinda Uriegas

Guión: Laura Esquivel, basado en su novela homónima

Fotografía: Emmanuel Lubezki y Steven Bernstein

Escenografía: Emilio Mendoza, Ricardo Mendoza y Gonzalo Ceja; ambientación: Marco Antonio Arteaga, Mauricio de Aguinaco y Denise Pizani

Vestuario: Carlos Brown

Maquillaje: Julián Tejeda, con la colaboración de Robert Villafuerte y Sergio Espinoza; peinados: Lucero Esquivas y Aurora Sánchez

Edición: Francisco Chiu y Carlos Bolado

Efectos Especiales: Raúl Falquir; efectos ópticos: Manuel Sáinz y Francisco Rodríguez

Sonido: Juan Carlos Prieto

Música: Leo Brouwer; canciones: "Estrellita marinera", "Mi querido capitán", "Ojos de juventud", "Jesusita en Chihuahua", "Paso del norte", "Mi carro Ford" y "Estrellita"

Coreografía: Farnesio de Bernal

Selección de Reparto: Claudia Becker y Felipe Fernández

Reparto:
Regina Torné - mamá Elena
Lumi Cavazos - Tita
Marco Leonardi - Pedro
Mario Iván Martínez - doctor John Brown
Ada Carrasco - nana Nacha
Yareli Arizmendi - Rosaura
Claudette Maillé - Gertrudis
Joaquín Garrido - sargento Treviño
Pilar Aranda - Chencha
Margarita Isabel - Paquita Lobo
Farnesio de Bernal - cura
Arcelia Ramírez - narradora, bisnieta de Tita
Sandra Arau - Esperanza
Andrés García, Jr. - Alex Brown
David Ostrosky - Juan de la Garza
Rodolfo Arias - Juan Hernández
Regino Herrera - Nicolás
Genaro Aguirre - Rosalío
Brígida Alexander - tía Mary
Amado Ramírez - papá de Pedro
Socorro Rodríguez - amiga de Paquita
Rafael García Zuazua - padrino
Rafael García Zuazua, Jr. - Alex Brown, niño
Edurne Ballesteros - Tita adolescente
Melisa Mares - Rosaura niña
Gabriela Canudas - Rosaura adolescente
Natalia de la Fuente - Gertrudis niña
Beatriz Elías - Gertrudis adolescente
Rodolfo Mejía - venerable maestro
Ricardo Mendoza - primer vigilante
Jaime R. Rodríguez - maestro masón
Osvaldo Martínez - maestro masón
Javier Mares - maestro masón
Miguel Mares - maestro masón
Jorge Vizales - maestro masón

Sinopsis: Historia de amor y buena comida ubicada en el México fronterizo de principios de siglo veinte. Tita y Pedro ven obstaculizado su amor cuando Mamá Elena decide que Tita, su hija menor, debe quedarse soltera para cuidar de ella en su vejez. Enmedio de los olores y sabores de la cocina tradicional mexicana, Tita sufrirá largos años por un amor que perdurará más allá del tiempo.

¿Cuál fue la clave del éxito de Como agua para chocolate? Indiscutiblemente el filme posee muchos valores estéticos, pero esto no valdría de nada si no tuviera nada qué contar. El cine es un arte que narra historias visualmente. Para que el público se interese por una película, ésta debe contar con personajes interesantes que vivan un conflicto que mantenga la atención del espectador. Una buena historia es la clave principal para un buen filme.

¿Se puede conjuntar un éxito económico con un éxito a nivel artístico? Definitivamente la respuesta es sí. Desgraciadamente el cine mexicano se ha debatido en dos polos artificialmente opuestos: el cine comercial -barato y vulgar- y el cine de arte -pretencioso y aburrido. Los cineastas mexicanos de calidad han insistido en contarnos historias que no nos interesan, ya sea porque no se comprenden, o porque no tienen elementos que apelen a nuestra más elemental atención. Como agua para chocolate encontró el "hilo negro" del cine de éxito: una historia interesante, bien realizada y, no hay que olvidarlo, comercializada de manera inteligente.

pelichocolate.gif

CHOCOLATE

Actores...
Juliette Binoche, Johnny Depp, Alfred Molina, Victoire Thivisol

Director...
Lasse Hallstrom

Le quisieron poner: Chocolate con aroma de mujer

Lo que dicen...
El equilibrio de un pequeño pueblo de la campiña francesa es roto cuando una madre soltera abre una chocolatería. El exquisito alimento conflictúa a la reprimida sociedad pues es símbolo de placer, sensualidad y liberación, elementos poco comunes en dichos habitantes. Su miedo consiste en que otros sentidos además del gusto sean despertados.

Temas proporcionados por Sofía (Operador Recetas)
Con la colaboración de Jass (Operador Cultura) y Salvador (Operador Espectáculos).

MUSICA AMBIENTAL